miércoles, 21 de septiembre de 2016

Los mercados bursátiles

Estimado, ínclito e insigne mono,

imagínate que tuvieras mucho dinero.
Imagínate que tuvieras tiempo y ganas para conocer la fuerza de resistencia del mercado (permíteme llamar así a la fuerza necesaria que habría que aplicar al precio vigente de, por ejemplo, una acción para provocar inercia en la pérdida de valor de dicha acción).
Imagínate lo que podrías conseguir...

Tengo la impresión que la volatilidad de las bolsas están íntimamente ligadas (proporcionalmente) al grado de intervención que se les aplica.

De tal manera, a mayor intervención de aquellos que dominan los mercados, mayor volatilidad de los precios.

La tendencia da de comer al toro, la volatilidad al león.

Un saludo querido mono.

lunes, 11 de enero de 2016

Rusia, EEUU y Canada

¿Por qué observáis tanto mi blog?

He estado en EEUU, en New York, y disfruté muchísimo. Gran ciudad. A ver si puedo ver algún día un partido de NBA, deporte que me apasiona.
He estado en Canada (Toronto, Montreal, Mil Islas...). Un país precioso, lleno de variedad y riqueza natural.
Y no he estado jamás en Rusia. A ver si tengo la oportunidad porque me encantaría conocer una pizca de su esencia.

Saludos a los que me leéis desde allí.
Que tengáis un feliz 2016.


Escribir un libro

La experiencia de escribir un libro, específicamente una novela de ficción, de corte de fantasía y aventuras como la que he escrito y he autopublicado, me ha dado mucho que pensar.

Desde el punto de vista de un escritor novel, absolutamente desconocido para el mundo entero, la faceta de mostrar tu libro al mercado es en un primer momento desalentador.
Si no tienes capacidad ni ganas para publicitar tu obra caerá en la más absoluta indiferencia.

Pues, no se trata de escribir un libro, algo que hacen miles de miles de personas todos los años, se trata de intentar darle a conocer más allá de tu círculo de confianza.

Después están los otros escritores. El mundo de los escritores es tan competitivo como el mundo de los corredores de fondo. Bien es cierto que siempre se encuentran personas con buena voluntad y abiertas de miras, pero por lo general es fácil toparse con escritores tan malos o peores que incluso tu mismo que suelen ir evangelizando todo lo que leen.

Los foros de escritores son nidos de víboras que están al acecho de todo lo que en ellos se escribe para inyectarle el veneno de la impotencia. Querido mono escritor, si no quieres acabar con dolor de cabeza y con el ánimo amargado, no escribas nada en dichos foros, entra para consultar, para aprender pero no compartas nada de manera pública porque serás atacado sin piedad.

Todo ello es una visión particular, seguramente sesgada e imprecisa, pero serpientes haberlas las hay.

Un pseudo escritor se dignó a señalar ciertas faltas que cometí en un escrito tal como éste. Faltas burdas propiciadas por el escribir rapido sin parar a mirar lo que se ha escrito, pues se trata de comunicarse no de hacer obra.
Bien, lo absurdo del tema fue que dicho pseudo escritor tenía un BLOG, enterito, un blog enorme donde escribía parrafadas como ésta, palabras tras palabras, frases tras frases... por favor que atrevimiento.

Le dejé con el culo al aire. Solamente utilicé el primer párrafo que leí para encontrar más de 5 errores que bien se apresuró a corregir. Unos vieron aquello como un acto de venganza, yo lo vi además como un acto de humildad.

Pedir humildad en el anonimato de las redes es como pedir pan a un herrero.

El escritor desconocido, el novato, el novel, el que escribe entre la indiferencia ante todo debe ser humilde. A su vez crítico consigo mismo.
El escritor novel debe aprender a quererse y a juzgarse con crítica positiva. A su vez, todo escritor debe entender que no se es corrector, se es escritor.
Los escritores relatan historias, las describen para los lectores, las hilan, las pintan... los correctores las lijan, las pulen, las ajustan.

A un escritor se le debe perdonar que no sea un perfecto lingüista, pero se le debe condenar si no es capaz de transmitir nada a los lectores.

Seamos coherentes por favor.

jueves, 20 de agosto de 2015

Rebaja de la presión fiscal a empresas que utilizan mucha mano de obra

Estimado mono,

no es lo mismo crear riqueza a base de utilizar máquinas que crear riqueza dando labor a otros monos.
Lo primero es a día de hoy, y de acuerdo al sistema que tenemos, una aberración que dificulta la sostenibilidad del estado de bienestar de cualquier nación.

Si 10 hombres hacen lo que antes hacían 300... tenemos un problema si no hay nuevos sectores que sean capaces de absorber ese excedente de mano de obra.

Descrito el problema, veo pertinente recomendaros que seáis firmes en la intención de que los gobiernos generen una menor presión fiscal a aquellas empresas que utilicen más mano de obra.

Un simple ratio entre beneficios y número de empleados, serviría para encasillar a cada una.

La riqueza de una nación es más sucia cuanto menos repartida está entre las personas que conforman esa nación.

¿No lo crees así querido mono?

miércoles, 20 de mayo de 2015

La evolución

La evolución está marcada por una raya roja pintada de sangre que avanza siglo a siglo en busca de la supervivencia.
La evolución irradia a la vida, a la existencia de lo se nutre, de lo que nace y muere.
La vida es evolución continua y no de cualquier manera.
La vida es una existencia caníbal de sí misma que lucha por extenderse y colonizar todo lo que esté a su alcance.

Somos vida ¿no lo sientes? Eres vida y como tal debes evolucionar pero no de cualquier manera.
Por fin la vida ha creado un ser capaz de empatizar con ella misma.

Que bello.

Democracia corrupta

Y yo os digo monos, ¿por qué no salís y les preguntáis el motivo de que jamás hayan denunciado a uno de los suyos? ¿Por qué ni un solo partido de aquellos a los que votáis ha sido capaz de descubrir a un político corrupto y llevarlo a los tribunales? ¿Por qué?

Ya os lo dije, el grupo hace al individuo, no el individuo al grupo.

Si el grupo es corrupto el individuo podrá ser corrupto. El grupo impone la corrupción como parte intrínseca de su constitución.

Y vosotros les votáis.


Los partidos políticos son entes constituidos para corromper no para gobernar.
Mientras trabajan para gobernar (cuando les cedéis vuestra confianza o apatía según que casos), utilizan su poder e influencia para amasar dinero y poder salir a la calle en coches de lujo y tener viviendas en barrios opulentos y reirse de todo aquel al que consideran menor.

Porque así somos los monos. A pesar de ser una mierda, una escoria, una persona ruin, ladrona, bastarda y absolutamente despreciable en términos sociales, el mono con poder sale a la calle y se pavonea ante todos guiado por la ley del "soy más que tú porque tengo más que tú", cuando la mayor parte de lo que tiene es producto del hurto.

Monos, votadles y decir sí a cuatro años de idéntica realidad, pero quien sabe, quizás la economía cambie (no producto de sus buenas políticas) y la vida a muchos de vosotros os cambie y mejoréis, pues... a vivir que son dos días. Ser felices mientras la historia continúa y sigue escribiendo líneas que en el futuro se leerán con perplejidad.

Piensa.

martes, 12 de agosto de 2014

El amor puede ser ilícito.

Estimado mono, hoy toca repasar los motivos lícitos e ilícitos por los que el amor se puede generar entre dos personas.

Vayamos uno a uno repasando todos los que mi vaga memoria recuerda:

1) Enamorarse de una cara.
La belleza es un rasgo clásico en el amor, y no se trata de una belleza absoluta, cuerpo, rostro y mente, la que se ha de tener para cautivar el amor de otra persona. Simplemente con una de ellas puede valer para generar el flechazo.
Socialmente esta bien visto enamorarse de un rostro bonito, a pesar incluso que ni el cuerpo ni la personalidad, ni la inteligencia u otros valores sean adecuados.

Por lo tanto, estimado mono, te puedes enamorar de una cara bonita sin mayor problema.

2) Enamorarse de un cuerpo.
Hablamos de una figura física bella, no de un enamoramiento de solo una parte de un físico (eso queda para después). Enamorarse de un cuerpo es muy común en nuestra sociedad actual, porque tener un cuerpo estilizado y bello, atrae, vaya que si atrae, a pesar de que el rostro no sea bello o que la persona sea imbécil, pobre o tonta.

Estimado mono, es lícito enamorarse de un cuerpo bonito. Adelante.

3) Enamorarse de un única parte de un cuerpo: unas tetas, un cipote, un culo, etc.
Que mono macho no siente debilidad por dos bonitos pechos o que mono hembra no siente curiosidad por una buena verga. Pues estimado mono, es lícito acabar enamorado de una persona y utilizarla para magrear esa cosa que tanto te llama la atención durante días y días. No lo dudes, estás haciendo algo socialmente permitido.

4) Enamorarse del dinero que posee el otro mono.
Aquí la naturaleza del amor se tuerce, diría que es impropia porque se ve mal, muy mal, enamorarse del dinero de una persona, porque... el dinero no forma parte de su naturaleza... ¿o sí?.
Supongamos el clásico mono joven con mono viejo y rico (de igual o distinto sexo, no nos importa este punto). se da por hecho de que el joven no está enamorado de la vejez del otro (aunque... ya hablaremos de esto), luego todos entendemos que la virtud de la que se ha enamorado es del dinero, de tal manera si le quitáramos el dinero a ese mono viejo y se lo diéramos a otro, el mono joven terminaría yéndose con aquel y abandonaría al viejo. Bien, un supuesto ciertamente realista. Pero hagámoslo aún más real: simplemente el mono joven ve a un mono más rico aún y más joven que  el viejo y suponemos que terminará de nuevo marchándose.
Bien, me pregunto: de la misma manera si al mono que se ha enamorado de unas buenas tetas, le ponemos otras tetas mejores, ¿decidirá irse con ellas?. Al mono que se ha enamorado simplemente de un rostro bonito, le presentamos uno más bonito aún, ¿decidirá irse con el nuevo?.

Estimado mono, tú lo sabes ¿verdad?. Sé que eres listo, por eso sigues este blog.

Lo que buscamos todos es la felicidad y el placer. El placer de chulear de un rostro bonito a nuestro lado o de mirarlo todos los días, la felicidad de tener un buen físico que tocar, o de levantar la envidia de quienes nos rodean, o simplemente el sentirnos exitosos por haber conseguido tener a nuestro lado a una persona inteligente y admirada. Sea lo que sea el amor lo utilizamos para nuestro bien, y nadie mejor que nosotros para decidir que nos gusta y que no.

Seguiremos con el tema.