miércoles, 29 de agosto de 2018

El objetivo de la humanidad. El objetivo de nosotros: los simples monos

Querido mono,

he hallado el sentido de todo lo que me rodea y no es otro que el sentirme parte de un todo que lucha por sobrevivir ante las amenazas que le rodean.

La humanidad es un ente polimórfico que camina a base de aplastarse y elevarse a si mismo buscando el conseguir alcanzar un segundo más de existencia.

Existencia, sí, lo es todo. La existencia de la humanidad es lo que alimenta a la propia humanidad. Nuestro destino como simples monos está en dar continuidad a nuestra especie, a nuestra tipología de vida, a nuestra existencia en este vasto universo que nos acoge hasta hora con aplastante indiferencia.

Si somos parte de una mole que lucha por subsistir, nuestra misión nos viene dada directamente: ayudar a la humanidad a sobrevivir. Esa es la misión que tenemos como integrantes de nuestra especie y dicha misión es la que define lo que es correcto y lo que no lo es, lo que es el bien y lo que es el mal.

Lo que debemos hacer:

1.-Proteger al inteligente, apoyar al genio, abrazar a las mentes más superdotadas para que nos nutran de una mejor y más rápida evolución.

2.-Apoyar a la innovación con decisión. El futuro que logremos para la humanidad será producto de lo que invirtamos cada día en la innovación.

3.-Si no eres ni rico, ni guapo, ni inteligente, si no vas a hacer nada directamente por ayudar a tu especie pero tienes descendencia: cuida a tu prole y dirige sus pasos hacia el interés por ayudar a nuestra especie en aquello que mejor se les dé o más dominen.

4.-Si estás en el punto anterior y no tienes descendencia: sé buena persona. Sabemos tanto tú como yo que no vas a aportar nada importante a nuestra especie. La humanidad no sabrá jamás quien has sido. Serás uno de tantos desconocidos que la historia de nuestra especie ha dejado atrás. Pero ahora sumas; ahora estás aquí presente. Ayuda con tu bondad, haz de este mundo un lugar más hospitalario, más acogedor.

5.-Exterminar a quienes van en contra de la humanidad. Son el error genético. Son el fallo en el código que florece aleatoriamente y pone en peligro a la dinámica de nuestra evolución. Ya sean personas o culturas.

6.-Las culturas son el vómito de nuestra masa en su proceso de evolución. Son excremento generado por nuestra incapacidad para unirnos y mirarnos los unos a los otros sin diferencias, bajo un respeto "inteligente". Nuestra propia decadencia es nuestro principal motor actualmente pero en algún momento de nuestra historia el vetusto motor dará paso a uno con mayor potencia y plena cohesión.

Por hoy es suficiente.

Un saludo estimado mono.




domingo, 2 de julio de 2017

La crítica al artista

Estimado mono,

ayer observé un nuevo problema. ¿De qué manera debemos responder a un artista allegado cuando nos pregunta sobre su obra?

No hay problema cuando la obra nos gusta, ¿verdad? La respuesta se hace más fácil y fluida. El problema resulta cuando la obra no nos gusta.

El artista no suele estar programado para aceptar las críticas negativas. El artista común, tan solo tiene orejas para escuchar lo bueno porque si hace arte, es bajo la premisa de "lo que hago es bueno".

El artista egocéntrico, el artista orgulloso, el creído, doble golpe se llevará cuando el resultado de su obra no generé el clamor popular que él precisa.

La mayor desgracia en la que caerá será la de culpar al resto del mundo por no entender o valor lo cómo se merece la obra en cuestión.

¡Que pena de arte!

martes, 9 de mayo de 2017

Gastar o ahorrar. ¿Y si supieras el momento exacto de tu muerte?

Y pasa el tiempo y seguimos dando vueltas a las mismas preguntas, idénticas cuestiones y no sabemos que opción tomar.

La vida es un camino incierto en cuanto no sabemos en qué momento se acabará.
Esa cuestión, tan trivial, tan banal, pero tan fundamental provoca que nuestras decisiones, las más importantes, estén sujetas a una incertidumbre que puede hacernos equivocarnos de manera dramática.

Querido mono... ¿y si supiéramos la fecha exacta de nuestra muerte? Imagina que sabes que tu vida acabará dentro de 5 años, 6 meses y 4 días desde este momento. Supongamos también que eres una persona que quiere aprovechar la vida al máximo, sus placeres, sus momentos alegres, felices, que eres una persona positiva y esa noticia, lejos de marchitarte, te insufla adrenalina y ganas de aprovechar hasta el últimos segundo de tu vida.

Bajo esas condiciones la vida... se simplifica, se resuelve, se muestra sencilla porque las decisiones toman un rumbo, un propósito, una finalidad perfectamente definida. Viajarás o no, te reunirás más con tus seres queridos, gastarás el dinero sabiendo hasta qué momento y qué cantidad necesitaras. Y ahí me detengo. El dilema entre ahorrar o disfrutar de lo que se tiene hasta el máximo, para un mono sin descendencia es sumamente sencillo, y para los monos con descendencia mucho más exacto.

Moraleja: alguien que sepa cuando va a morir, sabe perfectamente hasta donde puede aprovechar la vida.

Mono... no te estoy diciendo que cometas una idiotez. Sé mono, no bestia.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Fútbol y baloncesto europeo: ¿dónde está la gracia?

¿Pensáis que un deporte en el que siempre ganan los mismos equipos no puede ser divertido?
¡Oh, no seas necio!

Bienvenido al maravilloso mundo del fútbol y baloncesto europeo (por no incluir otros tantos deportes de competición de clubes, donde ocurre lo mismo).

Imaginaos, una liga con muchos equipos donde, curiosamente, siempre dos tienen un presupuesto titánico en comparación con el resto, de tal manera que si uno de esos dos equipos desea a cualquier jugador de cualquier otro equipo, solo tiene que ir, pagar y llevárselo.

Imagínate un deporte en el que durante los 30 últimos años de competición, solamente 5 veces han sido victorias de un equipo distinto a esos dos gigantes.

Bien, pues ese deporte se llama liga de fútbol de primera división española y su competitividad es la misma que ha ofrecido toda la vida la política española. Todo es BI, BIpartidismo, BIforofismo, Bijilipollez.

¡A divertirse con las finales de la ACB Barca-Madrid! Todos los años una para que se diviertan sus aficionados. Al resto... que les den sopa con ajos.

Seguidores de equipos segundones, a disfrutar de las derrotas. La historia y el poder económico están en vuestra contra. Ser listos y si queréis divertiros con victorias, haceros seguidores de un equipo grande. Ya veréis como pronto entenderéis lo bueno que es saborear victoria tras victoria a costa de poner dinero y dinero a mansalva.

Menos mal que tenemos deporte americano. Allí, estás maneras de competir tan dirigidas se detestan. Gracias a la NBA, a la NFL, a todo lo que sea liga cerrada e igualitaria.

Un saludo.

viernes, 14 de abril de 2017

Lo difícil es unir

Desde que nacemos, querido mono, nos situamos en algún lugar de la meta clasificación que producimos a nivel social.

¿Eres rico o pobre? ¿listo o tonto? ¿Vives con dos padres o solo uno? ¿Eres adoptado? ¿Hablas inglés o francés? ¿Te gusta el rock o el dance? ¿Eres castellano o catalán? Y así hay cientos de miles de clasificaciones que nos otorgan aquello tan bonito a lo que llamamos IDENTIDAD.

Pues es un objetivo intrínseco en nuestra naturaleza, situarnos entre los demás de nuestra especie, obtener una identidad que nos ayude a dirigir nuestras efímeras existencias de una manera más... sencilla, ordenada, ¿lógica?

Identidad, fenómeno tan necesario pero tan poco "inteligente", así lo digo estimado mono.
Porque ¿de qué nos sirve ser tan inteligentes si al final necesitamos participar de un rebaño para sobrevivir? Bien, cierto es que hay rebaños muy violentos a nuestro alrededor, no vamos a ser tan inocentes como para no parar en ello. No se trata pues de ser un inteligente necio, se trata de ser un inteligente práctico, y esa misma práctica nos obliga a "unirnos" con otros compañeros de existencia que nos aporten bienestar, seguridad, asistencia, información, formación, etc.

Unir es más difícil porque nuestro bienestar implica luchar por recursos que otros rebaños tienen. Nacemos en un entorno de competencia porque somos incapaces como especie de superar nuestra decadencia. Poseemos una capacidad infinita para separarnos, para diferenciarnos los unos de los otros, cualquier excusa es buena: el color de la piel, el gusto sexual, la creencia en un dios (o en dos, o en tres), el idioma... cualquier aspecto posibilita la diferenciación entre humanos, y ello contribuye a mantener la rueda histórica de generar odios, guerras y masacres, década tras década. Al final estamos desarrollando un modelo donde, un rebaño piensa que será capaz de deshacerse del resto de rebaños, pero lo que no sabe ese rebaño es que lleva el mal de toda la humanidad en su esencia: la identidad.

Aún tenemos mucho que trabajar y evolucionar como especie. Sin duda.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Los mercados bursátiles

Estimado, ínclito e insigne mono,

imagínate que tuvieras mucho dinero.
Imagínate que tuvieras tiempo y ganas para conocer la fuerza de resistencia del mercado (permíteme llamar así a la fuerza necesaria que habría que aplicar al precio vigente de, por ejemplo, una acción para provocar inercia en la pérdida de valor de dicha acción).
Imagínate lo que podrías conseguir...

Tengo la impresión que la volatilidad de las bolsas están íntimamente ligadas (proporcionalmente) al grado de intervención que se les aplica.

De tal manera, a mayor intervención de aquellos que dominan los mercados, mayor volatilidad de los precios.

La tendencia da de comer al toro, la volatilidad al león.

Un saludo querido mono.

lunes, 11 de enero de 2016

Rusia, EEUU y Canada

¿Por qué observáis tanto mi blog?

He estado en EEUU, en New York, y disfruté muchísimo. Gran ciudad. A ver si puedo ver algún día un partido de NBA, deporte que me apasiona.
He estado en Canada (Toronto, Montreal, Mil Islas...). Un país precioso, lleno de variedad y riqueza natural.
Y no he estado jamás en Rusia. A ver si tengo la oportunidad porque me encantaría conocer una pizca de su esencia.

Saludos a los que me leéis desde allí.
Que tengáis un feliz 2016.